Nueva propuesta de ley para proteger a los “Dreamers”

Por | Julio 28, 2017

En la propuesta de ley se pide que se le otorgue una vía a la legalización a ciertos inmigrantes que llegaron a EEUU siendo niños

Las congresistas Lucille Roybal-Allard e Ileana Ros-Lehtinen se unieron para presentar ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos, un nuevo proyecto de ley bipartidista a favor de los llamados Dreamers: el Dream Act 2017.

El objetivo principal de este nuevo documento legislativo es el de no dejar desprotegidos a los jóvenes inmigrantes que llegaron a EEUU siendo niños y brindarles una vía hacia la residencia permanente y la ciudadanía, toda vez que Texas y otros 8 estados han amenazado con demandar al presidente Trump si este no suspende el programa DACA para el 5 de septiembre de este año.

“Esta propuesta de ley, que además de ser bipartidista se ha presentado en ambas cámaras, es la más progresiva hasta ahora y la que ha dado un paso más adelante para proteger a los ‘Dreamers’, personas que han construido sus vidas aquí y que no llaman a ningún otro país como su hogar”, dijo la congresista Roybal-Allard.

“Por mucho tiempo, los ‘Dreamers’ han vivido con el miedo de la deportación y la incertidumbre sobre su futuro, lo que afecta negativamente su capacidad para tener éxito”, dijo la congresista Ros-Lehtinen. “Estamos presentando esta nueva versión del DREAM Act para mantener a los mejores y más brillantes (jóvenes inmigrantes) en nuestro país”.

De ser aprobada, la nueva ley permitiría a los jóvenes obtener la residencia permanente legal y eventualmente la ciudadanía estadounidense si cumplen con estos requisitos:

• Han residido en EEUU por largo tiempo y llegaron a este país de 18 años o menos.

• Graduarse de la escuela preparatoria (high school) u obtener el GED.

• Continuar estudios superiores, trabajar legalmente por al menos tres años o servir en el ejército.

• Aprobar las revisiones de seguridad y de antecendes criminales de ley, y pagar una cuota de solicitud razonable.

• Demostrar dominio del idioma inglés y tener conocimiento de la historia de los Estados Unidos.

• No haber cometido un delito mayor u otros delitos graves, y no representan una amenaza para el país.