La Universidad de California demanda al gobierno de Trump

Por Septiembre 8, 2017Actualidad
Por | Septiembre 8, 2017

La demanda es por la decisión de poner fin al programa DACA, medida catalogada por la parte demandante como inconstitucional, injusta e ilegal

Las reacciones de diversos sectores que rechazan la terminación del programa DACA no se han hecho esperar. La más reciente es la demanda ante un tribunal federal que acaba de interponer la Universidad de California contra la Administración Trump, por violar los derechos de la UC y sus estudiantes de manera equivocada e inconstitucional.

La demanda, presentada en el Distrito Norte de California contra el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y su secretaria interina, Elaine Duke, es la primera en ser presentada por una universidad que intenta detener la recientemente anunciada decisión de la administración Trump de poner fin al programa DACA.

La presidenta de UC, Janet Napolitano, secretaria del DHS de 2009 a 2013, creó el programa DACA en 2012, estableciendo un riguroso proceso de revisión de aplicaciones y de seguridad. Los solicitantes de DACA sólo fueron aprobados si estaban en o se habían graduado de la escuela secundaria o la universidad, o estaban en el ejército, o si eran veteranos con licencia honorable.

“Es imperativo que defendamos a estos miembros vitales de la comunidad de UC. Terminar arbitraria y caprichosamente el programa DACA, que beneficia a nuestro país en su conjunto, no sólo es ilegal, sino que es contrario a nuestros valores nacionales”, dijo Napolitano.

La demanda solicita al tribunal que anule la rescisión del DACA por parte de la Administración Trump, porque es “inconstitucional, injusta e ilegal”, señala el documento, que también agrega que, “como resultado de las acciones de los demandados, los DREAMers se enfrentan a la expulsión del único país que ellos llaman hogar, basado en nada más que un capricho ejecutivo irrazonable”.

UC tiene aproximadamente 4,000 estudiantes indocumentados, con un gran número de ellos amparados bajo el DACA, eso sin contar a los maestros, investigadores y proveedores de atención médica que también tienen DACA.

La universidad está comprometida a utilizar todos los recursos disponibles para apoyar a los miles de “soñadores” que actualmente están matriculados en los campus de la UC, así como a otros estudiantes indocumentados. Estos recursos y servicios incluyen:

• Continuar permitiendo que los residentes de California que son DREAMers paguen matrícula del estado.

• Mantener el programa de préstamos DREAM para ayuda financiera.

• Ofrecer servicios legales a nuestros estudiantes indocumentados.

• Apoyo a centros de servicio estudiantil universitarios.

• Dar instrucciones a la policía del campus para no contactar, detener, interrogar o detener a individuos en base a su sospecha de estatus de indocumentados, ni a firmar acuerdos para emprender esfuerzos conjuntos para detener violaciones a la ley federal de inmigración.