El futuro de los “DREAMers” está en manos del Congreso

Por Septiembre 5, 2017Actualidad
Por | Septiembre 5, 2017

El presidente Trump terminó con el programa DACA y dijo que el Congreso tiene seis meses para encontrar una alternativa

El fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions, anunció la terminación del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) por parte de la administración del presidente Donald Trump, medida que pone en incertidumbre el futuro de casi 800 mil jóvenes protegidos contra la deportación.

De esta forma Trump cumple con otra promesa de campaña, la de terminar con este programa que ha calificado como un ejercicio inconstitucional del gobierno anterior. Además, lo hizo también por la presión de varios sectores conservadores, situación que se vio reflejada con la amenaza de demanda ejercida por un grupo de fiscales generales de nueve estados, con Texas a la cabeza, para que derogara el DACA sin más pérdida de tiempo.

Pero la finalización del DACA no será de forma inmediata. De acuerdo a la nueva administración, se otorgará un periodo de gracia de hasta 6 meses para darle al Congreso el tiempo suficiente para trabajar en una alternativa, aunque ni Trump ni Sessions dieron detalles de a qué alternativa se refieren. Un “tweet” del propio Trump lo anuncia de esta forma: “Congreso, prepárense para hacer su trabajo – ¡DACA)”.

Se sabe que en la Cámara de Representes hay algunas propuestas de ley para proteger a los “dreamers”, una de ellas es la impulsada por las congresistas Lucille Roybal-Allard e Ileana Ros-Lehtinen. “Continuaré luchando en el Congreso para aprobar una legislación que proteja permanentemente a los receptores de DACA antes de que venzan los seis meses. Es por eso que me he unido a la congresista Ileana Ros-Lehtinen para la DREAM Act of 2017, una ley bipartidista que permite a los jóvenes inmigrantes estadounidenses obtener residencia permanente legal y ciudadanía estadounidense. Y es por eso que también he ayudado a introducir la American Hope Act of 2017, que crea una vía hacia un estatus legal permanente y eventualmente la ciudadanía para los receptores de DACA y todos los DREAMers calificados traídos a los EEUU siendo niños. Hago un llamado a mis compañeros en el Congreso a unirse a mí para apoyar estos proyectos de ley, para que podamos ayudar a estos jóvenes estadounidenses a seguir fortaleciendo a nuestro país “, dijo Roybal-Allard.

Así las cosas y mientras muchos se preguntan sobre el futuro que les depara a miles de jóvenes soñadores, el próximo 5 de marzo del 2018 será la fecha cuando se le ponga punto final a un programa que le dio esperanza a solo un grupo de inmigrantes, quienes esperan que para entonces haya surgido una mejor alternativa que los proteja de la deportación de una forma definitiva. EC