Consecuencias de conducir bajo la influencia del alcohol

Por Agosto 25, 2017Ayuda Legal
Por | Agosto 25, 2017

Un caso de DUI puede abrir las puertas para una deportación al inmigrante en situación irregular

Por Taiyyeba Skomra y Lincoln Stone

Conducir bajo la influencia del alcohol (DUI) puede ser una ofensa devastadora para un inmigrante. Aunque un DUI “simple” (por ejemplo, el Código de Vehículos de Cal. 21352) no es un delito que encaja dentro de cualquiera de las categorías de crímenes que hace que un extranjero pueda ser deportado, las autoridades de inmigración en la actual Administración consideran el DUI como un delito prioritario que desencadena el inicio del procedimiento de expulsión, justifica la detención prolongada y es una base para negar la cancelación de su deportación.

Considere este caso: una persona indocumentada condenada por un DUI atrae la atención de oficiales de Inmigración y Aduanas, lo arrestan y le acusan de no tener autorización para estar presente en los Estados Unidos. Luego, recibe un citatorio para una audiencia de detención ante un juez de inmigración, quien puede ordenar una fianza de varios miles de dólares, a pagar en su totalidad antes de que sea liberado. Si hay múltiples DUI, sin embargo, el juez de inmigración puede concluir que la persona es un “peligro para la comunidad” y negar la fianza por completo. Si es así, la persona necesitaría coordinar toda su defensa desde un centro de detención, lo que complica sustancialmente la defensa del caso, reduce la probabilidad de obtener un abogado y dificulta la presentación de pruebas.

Según un estudio reciente, sólo el 14% de los detenidos de inmigración tienen acceso a un abogado, uno de los factores más importantes para determinar quién será o no será salvado de ser deportado.

Además, un estatuto de inmigración impide que una persona establezca “buen carácter moral” durante el período durante el cual es o era un “borracho habitual”.

El buen carácter moral es esencial para el éxito de las solicitudes de naturalización estadounidense y para cancelar la deportación. En mayo de 2017, el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos del Noveno Circuito rechazó el argumento de que los alcohólicos no pueden ser tratados de manera diferente de otros que sufren condiciones médicas. La Corte llegó a la conclusión de que el Congreso razonablemente podría haber llegado a la conclusión de que, las personas que regularmente beben alcohol en exceso, plantean mayores riesgos de seguridad pública. Por lo tanto, no viola la Constitución que un tribunal de inmigración niegue la resolución de la deportación (específicamente, la cancelación de la deportación) con base en las pruebas de que la persona es un “borracho habitual”.

Si su estado de residencia está en peligro debido a un DUI, consulte a un abogado calificado de inmigración para evaluar las posibles consecuencias en su estatus migratorio.

Stone Grzegorek & Gonzalez LLP

SGGE es una firma de 21 abogados con servicios de inmigración, con énfasis en la excelencia, especialización legal, impacto social y trabajo pro bono (para el bien público).

SGGIMMIGRATION.COM | 213.627.8997

800 Wilshire Blvd., Suite 900, Los Angeles, CA 90017