California, el primer estado en declararse santuario

Por octubre 23, 2017Actualidad
Por | octubre 23, 2017

Jerry Brown firma una ley para impedir la persecución de inmigrantes indocumentados por parte de policías locales y estatales

California ratificó hace unos días su compromiso con los inmigrantes tras declararse “estado santuario”, el primero en adoptar semejante medida contra las políticas del presidente Donald Trump, el mandatario republicano que prometió emprender una campaña más agresiva de deportación de los millones de indocumentados que viven en los Estados Unidos.

La ley firmada, conocida como SB 54 (Acta de los Valores de California), limita en gran medida el poder de actuación de autoridades locales y estatales en materia de inmigración, que no podrán perseguir a sospechosos de no tener papeles si no han cometido algún otro delito. Eso sí, no impide los movimientos con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), como explicó el gobernador de California, el demócrata Jerry Brown.

“Son tiempos inciertos para los californianos sin documentos y sus familias”, indicó Brown tras aprobar esta ley. “Pero esta normativa no prohíbe a los agentes de Inmigración o al Departamento de Seguridad Nacional hacer su trabajo de ninguna forma o manera”, aclaró.

La intención de Brown es acabar con la incertidumbre que reina tras el cambio de poder en Washington. Por eso se han sumado a la reacción de los bastiones más liberales al declarar el estatus de santuario en varias partes del país, un tipo de declaración de intenciones para hacerle llegar el mensaje a la población indocumentada —hispanos en su mayoría— de que no tuvieran miedo de una persecución indiscriminada o una oleada de redadas.

Trump contraatacó amenazando con la congelación de fondos federales a las ciudades en la lista, lugares como San Francisco, Chicago, Seattle, Miami, San Diego, Austin, Boston, Houston o Denver. Al final, un juez de Chicago bloqueó el intento del fiscal general, Jeff Sessions, de hacer válidas las amenazas de Trump al considerarlo un exceso de autoridad.

Qué significa ser ciudad o estado santuario

• Limitan y a veces niegan su colaboración con las autoridades de inmigración.

• No comparten información de inmigrantes indocumentados con autoridades federales.

• Si la policía detiene a una persona no le puede preguntar por su estatus migratorio (aunque sí colaboran con agentes de inmigración si tienen bajo arresto a inmigrantes sospechosos de tener antecedentes criminales).

• Algunas ciudades santuario tienen leyes que permiten a los indocumentados obtener una licencia de conducir.

• Los migrantes son bien recibidos y el trato es menos discriminatorio.