7 consejos para evitar estafas de inmigración

Por | Marzo 17, 2017

Dejar que una persona no autorizada prepare un caso de inmigración podría traer problemas serios y la pérdida de dinero

La actual situación en el tema migratorio ha provocado que muchas personas busquen ayuda legal para acelerar ciertos trámites o para saber si califican para algún programa que les ayude a regularizar su estadía en Estados Unidos.

Elegir a la persona adecuada para mover esos trámites es un asunto de mayor importancia, de eso depende que un caso en particular tenga éxito; por el contrario, hay ocasiones en que la gente comete el error en confiar en personas o instituciones que no están capacitados ni reglamentados para ofrecer ese tipo de ayuda, lo que al final puede terminar por convertirse en estafas que lo único que logran es poner en peligro su situación migratoria y además cobrarle por dicho servicio.

Los siguientes consejos le ayudarán a no ser víctima de las estafas de inmigración:

1. No vaya con un notario, notario público, o a un notary public para que lo asesore legalmente. En Estados Unidos, los notarios no son abogados; no pueden ofrecerle asesoramiento legal ni hablar en su nombre con las agencias del gobierno, tales como el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) o la Junta de Apelaciones de Inmigración del Departamento de Justicia. Un notario público tampoco tiene que ser abogado y no está autorizado para darle asesoramiento legal.

2. No pague nunca para conseguir formularios en blanco expedidos por el gobierno. Los formularios del gobierno son gratuitos, aunque probablemente tendrá que pagar cuando los presente ante el USCIS. Puede obtener formularios de inmigración gratuitamente en www.uscis.gov/formularios, llamando al USCIS al 1-800-870-3676, o visitando la oficina local del USCIS más cercana.

3. Obtenga información sobre inmigración en sitios web del gobierno de Estados Unidos. Algunos estafadores establecen sitios web que tienen un aspecto similar a los del gobierno, pero no lo son. Asegúrese de que la dirección de cualquier sitio web que sea parecido a los del gobierno termine en “.gov”. Esto significa que pertenece al gobierno de Estados Unidos.

4. No permita que nadie se quede con sus documentos originales, como su certificado de nacimiento o pasaporte. Los estafadores podrían retenerlos hasta que usted les pague.

5. Nunca firme un formulario antes de completarlo, ni tampoco firme un formulario con información falsa. Nunca firme un documento cuyo contenido no entienda.

6. Guarde una copia de todos los formularios que presente y de todas las cartas del gobierno referidas a su solicitud o petición.

7. Cuando presente sus papeles, el USCIS le dará un recibo. ¡Guárdelo! Ese recibo es el comprobante donde consta que el USCIS recibió su solicitud o petición. Necesitará el recibo para consultar el estatus de tramitación de su solicitud, así que asegúrese de conseguir una copia.

Con información de la Comisión Federal de Comercio y GobiernoUSA.gov